top of page

MUJERES EN LOS TOROS: ¿Quién es la mujer a caballo? La Mujer Charra!

Actualizado: 16 ene

Por: Ileana Josefina Becerra Gómez. Química farmacobióloga, aficionada taurina, escritora del sensible arte de la Tauromaquia. Aficionada práctica de la Charrería, escaramuza a corta edad. Parte de la Peña taurina “La Sanluiseña” de San Luis de la Paz, Guanajuato.




Cuando la gente pregunta ¿Quién es la mujer con aquellas vestimentas impresionantes a caballo? ¿Qué realiza, baila o qué hace? los sentimientos siempre se ponen a flor de piel, al venir a mi mente la imagen de en una mujer de a caballo, llamada escaramuza, que conjuga la elegancia, porte y delicadeza combinado con poderío, valentía y dedicación a cada unos de los entrenamientos para después en competencia, en solo unos minutos, alcanzar el triunfo deseado.


La imagen de la escaramuza charra tuvo sus inicios entre 1920 y 1930 en la Ciudad de México con la aparición de la primera reina de la Asociación Nacional de Charros Doña Rosa María Lepe Ruíz, mejor conocida como ´Rosita Lepe´, nacida en Jalisco, quien junto con su padre Filemón Lepe, después de formar un grupo de niños y niñas que se presentaban en las charreadas (exclusivas del género masculino) como El Carrusel, se dieron a la tarea de diseñar y adaptar una silla especial para las mujeres, que fuera 100% mexicana conjugando el estilo charro con las albardas europeas y así dar pie a la albarda de la escaramuza actual, la cual entre escaramuzas dedicadas y artesanos talabarteros le han dado modificaciones siempre a favor de la ergonomía de la mujer y su compañero el caballo.


Desde la primera reina Doña Rosita Lepe, se han coronado por temporadas pertenecientes a diferentes mesas directivas, una gran cantidad de reinas que engalanan una de las paredes del Museo de la Charrería, ubicado en la Ciudad de México, no solo desempeñando presencia en las competencias, sino realizando actividades que siempre favorecen la preservación de la Charrería, nombres de reinas que siguen resonando por su labor, como Gabriela Basurto, Laura del Bosque, Melissa Vera, entre otras, hasta la actual reina, María Isabel Aceves.


Otro año importante para la mujer en México es 1954, cuando se nos otorga el reconocimiento del voto, pero en este tenor, doblemente a la mujer charra, ya que comienzan a salir los primeros grupos de escaramuzas, formados por 8 mujeres. Es en 1972 en Jalisco cuando se funda la primer escaramuza ´Las Alteñitas´ (si bien, existían grupos anteriores, pero ninguno tan longevo), por otra mujer icónica Ana María “La Prieta” Zermeño, que sigue hasta hoy día lidiando en los lienzos como una mujer fuerte, valiente y decidida. Por la misma época se logró la consolidación de los primeros campeonatos de escaramuzas, apareciendo con ello escaramuzas indias de Jalisco y Chihuahua, que hasta hoy día siguen conservándose.

Otro año importante para la mujer en México es 1954, cuando se nos otorga el reconocimiento del voto, pero en este tenor, doblemente a la mujer charra, ya que comienzan a salir los primeros grupos de escaramuzas, formados por mujeres.

A partir de la realización de los campeonatos bajo reglamento en 1989, se han llevado actualizaciones cuidando siempre la integridad de cada una de las escaramuzas teniendo como estructura de competencia oficial la siguiente: Las 8 integrantes del equipo deben portar el mismo ajuar, ya sea de Adelita o Charra de faena, así mismo sus caballos deben portar los mismos arreos. En una competencia de campeonato o charreada amistosa, entran dos integrantes y realizan el de Punta después de la presentación de los equipos charros, donde cada una de ellas se desprende a toda carrera con la cabalgadura desde el fondo del lienzo charro y frena a su caballo en el rectángulo central, para posteriormente, los jueces hacer la medición y revisión del trazo marcado por las patas del caballo, demostrando la buena rienda del caballo y dependiendo de los estatutos del reglamento, dar las juezas en turno una calificación. Siguiendo con la faena se les otorga un tiempo determinado a cada equipo para la realización de su rutina a caballo que son un grupo de 12 ejercicios acompañados de música tradicional mexicana, que por puntuación calificada por 3 juezas del Colegio Nacional de Jueces dan su puntuación para otorgar los lugares de la competencia.


Desde hace algunos años existe un gran número de torneos en diferentes estados de la República Mexicana que se engalanan con la actuación de los mejores equipos de escaramuzas tales como El Torneo de Campeonas, Torneo Millonario, Campeonato Nacional Centenario, Charras de Acero, entre otros y perteneciendo a la Federación Mexicana de Charrería los Congresos Estatales y la gran fiesta del Congreso Nacional Charro al que solo acceden los mejores por estado. Pero si en los dos últimos años ha destacado un Torneo, es Charras de Acero, el cual es uno de los más esperado por la variedad de competencias que reúne, ya que pone a prueba la resistencia, la destreza y valentía de las mujeres charras, teniendo la cala de caballo (suerte charra con la que los hombres inician la charreada y demuestran el manejo de la rienda charra), carrera de giros y 2 rutinas, una creada con ejercicios como se hacía en el pasado (con un alto grado de dificultad) y la rutina que presentan normalmente de acuerdo al reglamento de la Federación, realizando así un espectáculo que nunca se había visto en ningún torneo.

  1. El Torneo de Campeonas

  2. Torneo Millonario

  3. Campeonato Nacional Centenario

  4. Charras de Acero

  5. Cala de caballo

  6. Carrera de giros y 2 rutinas

Los Caladeros. Suerte realizada por hombres únicamente hasta hace algunos años, demostrando las mujeres que a pesar de las limitantes que el uso de la albarda implica, pueden incluso tener un mejor manejo de la rienda charra.


Si de competencia individual hablamos, las mujeres también han tomado una fuerza sensacional, ya que en el ámbito charro son muy codiciados Los Caladeros, suerte charra donde los grandes criadores de caballos de registro compiten el demostrar quién es el mejor caballo o yegua en cuanto a conformación y genética, plasmándolo en el manejo de la rienda con ejercicios específicos, obedeciendo el mando de sus jinetes, suerte realizada por hombres únicamente hasta hace algunos años, demostrando las mujeres que a pesar de las limitantes que el uso de la albarda implica, pueden incluso tener un mejor manejo de la rienda charra.


Es en 1972 en Jalisco cuando se funda la primer escaramuza "Las Alteñitas" por una mujer icónica Ana María “La Prieta” Zermeño.

Así como en el arte de la Tauromaquia la incursión de la mujer se traduce en valentía, el brío de la Mujer Charra Mexicana hoy en día nos lleva a comenzar a desafiarnos y no precisamente para demostrar al mundo el poderío que podemos lograr, sino para probarnos a nosotras mismas la fortaleza interna que nos traduce el intentar hacer algunas de las suertes charras que los hombres hacen con mayor facilidad por su fortaleza nata, tal como el Coleadero (derribo de ganado vacuno sosteniéndolo de la cola), jineteo, manganas y no veo tan lejano que podamos ver en un futuro competencias de todas las suertes charras.


Y entonces después de todo, puedo contestar, esas mujeres a caballo son las Charras Mexicanas, que en la actualidad, no solo son reinas que bailan en coronaciones o eventos oficiales de la Federación, son amazonas que se esfuerzan y peligran en el lomo de sus mejores amigos, sus caballos, logrando ser dos corazones latiendo al mismo tiempo y consiguiendo ser ejemplo a seguir de valentía, perseverancia y fortaleza para futuras generaciones.


Referencias


Nota de la Editora: este artículo es parte del año 0, número 4 de la revista #PueblaEsTaurina que puedes leer completa en el simulador, dando clic aquí o si prefieres ¡descárgala!

52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page