top of page

Una Tienta para recordar: Piedras Negras

Actualizado: 16 ene

La tienta, una de las pruebas más importantes realizadas a las vacas y algunos becerros bravos para medir su resistencia y bravura.



La técnica se desarrolla en una plaza de tientas. La respuesta del animal al dolor, las veces que embiste y su resistencia peleando al caballo le permiten al ganadero prever cuáles son las cualidades de cada animal.

Por lo general el animal es tentado cuando cumple los 2 años, edad suficiente para que el ganadero logre observar las cualidades de bravura de sus hembras.


Las becerras seleccionadas servirán de madres y, dependiendo de sus características, se cruzaran con los sementales previamente escogidos en la ganadería.


“Para realizar la tienta se necesita capote, muleta, picador y el registro de cada vaca para conocer su genética. Ah! Y un Matador o novillero que llevará a cabo las labores de tienta.


Por lo regular las tientas son eventos muy reservados y poca gente es la que puede ser invitada; con orgullo les digo que recibí la invitación por parte del Ganadero Marco Antonio Gonzalez.


Se trataba del aniversario luctuoso del ganadero de Piedras Negras, Don Raúl Gonzalez ; Invitados: El matador Jerónimo, El matador Arturo Macías`` El Cejas´´ , El matador Gerardo Rivera y como novillero José de Alejandría.


La tarde pintaba de Arte, se celebró en el campo una misa en honor a Don Raúl Gonzalez y posteriormente vinieroon las labores de tienta. Dos Vacas de la ganadería de piedras negras y dos de la ganadería de Haro.


Cuando un aficionado acude a algún festejo taurino, siempre vamos con la ilusión de presenciar una tarde mágica, única , desde luego efímera pero que se quede en el recuerdo; ésta fue una tarde de aquellas…


Dos vacas con empaque, cumpliendo la nota, buenas en lo general, pero solo eso, buenas. Sin embargo, salieron dos extraordinarias vacas que cumplieron con la nota y extasiaron al matador en turno, al ganadero y a los que estuvimos presentes. Al caballo fue llevada en tres ocasiones creciendose al castigo, metiendo los riñones y peleando . En la muleta mostró por ambos lados su calidad, fijeza en la muleta y nobleza en cada embestida.


Cabe hacer mensión que todas las cualidades de la vaca fueron desarrolladas durante la lidia del matador y la vaca fue entendiendo y metiendose cada vez más a la muleta.


Tocaba en turno al matador ``Cejas´´ con una vaca de Piedras Negras. Una vaca muy alegre que después de las bueltas de reconocimiento, comenzó a poner en aprietos al matador; era brava y exijia ser lidiada. Acudió tres veces a la cabalgadura y demostró de donde procedía; al ganadero le daba las notas de raza, bravura, temperamento, presencia…


El matador en turno comenzó su labor con la muleta, la vaca no permitiría una lidia fácil, sin embargo el matador con el poder de su muleta la fue metiendo y ésta fue creciendo en una prueba que, para el ganadero llenaba de alegría y júbilo.


La vaca fue tan buena y el matador la metió tan bien a la muleta que tanto el hijo, como la esposa del ganadero se bajaron a darse las tres y la vaca seguia envistiendo con una enorme calida y nobleza. Había una vaca más que cumplía la nota y qué con cabalidad refrendaba la calidad para seguír viviendo en la canadería como madré de los futuros toros y vacas de tan prestigiada ganadería.


No podía faltar la tertulia posterior a la tienta, en ella no se hablaba de otra cosa que no fuera la calidad de esas dos extraordinarias vacas. Indudablemente algún día nos tocará disfrutar de los hijos de aquellas extraordinarias vacas en una corrida de toros.



Nota de la Editora: este artículo es parte del año 0, número 5 de la revista #PueblaEsTaurina que puedes leer completa en el simulador, dando clic aquí o si prefieres ¡descárgala!

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page